Realiza una compra de $1200 o más y obtén un 10% de descuento

El café regional es una artesanía

Durante años el mercado cafetalero se ha convertido poco a poco en un bien de consumo básico sin diferenciación, incluso ha llegado a convertirse en un commodity regulado por precios de oferta y demanda ligados directamente a las bolsas de valores como productos se comercian sin diferenciación cualitativa.

La cuarta ola del café vino a cambiar todo eso, el concepto surgió con la idea de crear cafés de alta calidad, con personalidad y trazabilidad de la finca a tu taza, un solo origen y un proceso cuidado que te permitan apreciar todo lo que tiene que ofrecer un café bien hecho.

Las compras a precios designados por un mercado internacional indiferente a la calidad y que solo obedecen a volúmenes, poco a poco están siendo desplazados por cafés con procesos cuidados y que se enfocan en obtener sabores y aromas únicos, particulares, especiales.

El café se produce en microlotes de especialidad tratados con el cuidado con el que se produce una artesanía, selecciones desde la semilla hasta producir algo único, pero que expresan características únicos de los microclimas veracruzanos.

El café de especialidad surge para acabar con la comercialización masificada que sacrifica la calidad, En Café Cobián nos hemos dado a la tarea de producir café que cumpla con los más altos estándares de calidad y además mandarlo recién tostado a todos nuestros clientes, para que sepan que el café mexicano y en particular el café veracruzano puede competir con cualquier café del mundo.

El consumidor tiene el poder de definir el futuro de una industria completa, la pasión con la que realizamos nuestros procesos permite ha permitido a nuestros clientes enamorarse de nuevo del café mexicano, seguiremos trabajando el mejor café que produce Veracruz.