• Toda nuestra semilla es certificada.
  • Se realiza el corte únicamente al 90% de maduración.
  • Despulpamos el café seleccionado.
  • Dejamos fermentar el café.
  • Secamos nuestro café al sol para obtener pergamino.
  • Removemos el pergamino para transformarlo en café verde u oro.
  • Lo seleccionamos por tamaños.
  • Tostamos cuidadosamente el grano para obtener el mejor aroma y sabor.
  • Empacamos el café y está listo para disfrutarse.

Desde la siembra de la semilla y al momento de la recolección manual del café cereza se le paga a la gente del campo veracruzano con una remuneración justa para que tengan una vida más digna y mejor.